contacto  Contáctenos:

968 96 40 24

Franquicia Andrea Milano – ¿Ha visto usted estos importantes consejos de seguridad para las compras online?

Las compras son una actividad necesaria en nuestras vidas. Muchas personas pasan un pequeño porcentaje de su día haciendo algún tipo de adquisición, ya sea de comida u otros artículos esenciales. Se habla de compras online cuando un consumidor adquiere productos o servicios a través de Internet. Aproximadamente el 68% de los internautas que trabajan con este sistema dicen que ellos creen que dicha técnica les permite ahorrar tiempo. Pero hay que tener presente algunos aspectos de seguridad, tales como les ofrece a continuación la franquicia Andrea Milano.

Franquicia Andrea Milano

Las compras en Internet

Todos hemos oído lo buenas que pueden ser las compras en Internet y que se logran conseguir cosas mucho más baratas, ya que las tiendas no tienen que pagar gastos generales que resultan muy caros. Al mismo tiempo, la mayoría de los usuarios de la red expresan su incomodidad por un paso clave en las adquisiciones online: el envío de información personal o de sus tarjetas de crédito a través de medios electrónicos. La buena noticia es que los consumidores están tomando medidas proactivas para protegerse y garantizar la seguridad de los procedimientos.

 

Aquí se encuentran algunos consejos e información sobre las compras online que Andrea Milano online sugiere poner en práctica, teniendo en cuenta numerosas experiencias, algunas satisfactorias, otras no tanto. En consecuencia, hay que evitar ser víctimas por no adoptar las debidas recomendaciones, de los expertos y de aquellos que han pasado ya por un mal momento.

 

Sin más preámbulos, a continuación 12 valiosos consejos, que implementar si la decisión es comprar por Internet.

 

  1. Antes de dar su información de pago, compruebe que las conexiones de Internet que va a utilizar son seguras y que el sitio web encripta su número de tarjeta para que no pueda ser leído por otras personas.

 

  1. Imprima siempre su confirmación de pedido y guarde sus facturas en una carpeta separada, marcada como “recibos”; así, incluso si pierde o extravía su comprobante físico, dispondrá de una copia de seguridad en caso de que necesite un reembolso.

 

  1. Algunos estafadores intentan atraer a los consumidores a sitios web fraudulentos utilizando nombres corporativos o direcciones de Internet que son muy similares a los de las compañías legítimas y bien conocidas. Preste atención a cada detalle. A veces varía simplemente una letra, puede ser que esté un carácter de más o uno de menos, o intercambiada por otra. Algo que a veces no es notorio a simple vista.

 

  1. ShopSafe es una guía del consumidor para los compradores online. Todas las tiendas que aparecen listadas allí han sido controladas en cuanto a seguridad, entrega, gama de productos y precios. Si alguna vez tiene dificultad para comunicarse con un comerciante que aparece en ShopSafe, todo lo que tiene que hacer es ponerse en contacto con este sitio y el personal hará todo lo posible para comunicarse con ese negocio en su nombre.

 

  1. Recuerde, antes de hacer una compra o un pago, lea la información en el sitio web sobre su derecho a suspender el pago o las políticas de reembolso y devolución de la compañía por bienes dañados o servicio defectuoso.

 

  1. Revise el sitio web para asegurarse de que haya sido publicada una política de privacidad y de que se siente cómodo con la forma en la que su información personal es tratada bajo esa directriz. Además, proporcione solo los datos mínimos necesarios para completar una transacción, no divulgue su número de Seguro Social, de tarjeta de crédito o de teléfono, dirección u otra información personal a menos que esté bien seguro de que la empresa es legítima y sepa por qué se necesita esa información.

 

  1. Cuando compre online a través de un sitio web o de subastas, busque y lea la sección de comentarios para conocer las opiniones, basadas en transacciones anteriores, expresadas por otros clientes sobre el vendedor.

 

  1. No haga negocios con ningún minorista que no proporcione a los clientes su dirección física y un número de teléfono de contacto.

 

  1. Cuando usted esté comprando online y tenga dudas sobre un comerciante, si el sitio web le parece sospechoso o si la oferta luce “demasiado buena para ser cierta”, confíe en sus instintos. Como mucha gente sabia: “Cuando tengas dudas, no lo hagas”.

 

  1. Comuníquese con la oficina del Procurador General de su estado (ver “Agencias gubernamentales que pueden ayudar”) o con el Better Business Bureau (BBB) y pregunte sobre la reputación del comerciante. Usando la dirección de la página web de la compañía a la que tiene la intención de hacerle el pedido, verifique su registro con esta última institución. La BBB está financiada por más de 375.000 miembros empresariales y el sistema ha proporcionado a la fecha 60 millones de instancias de servicio a consumidores y empresas. Los sitios que muestran una marca registrada de BBB Online, indican que el minorista cumple con los altos estándares de las buenas prácticas establecidas para los negocios electrónicos.

 

  1. Busque solo empresas de confianza utilizando palabras claves que formen parte del nombre de la misma o que describan los productos o servicios que ofrecen, esto asegurará que están vendiendo legítimamente la mercancía que anuncian.

 

  1. Si usted recibe un correo electrónico en el que se expresa la existencia de problemas con su pedido o cuenta y le piden su información financiera personal, nunca lo responda. Las empresas legítimas jamás le enviarán este tipo de mensajes.

 

Si se aliviara la preocupación de la gente por la seguridad de la información personal, el grupo de compradores electrónicos sería considerablemente mayor. En Internet es tan fácil comparar precios, no hay que hacer colas y existen infinidad de plazas de aparcamiento online.

 

Una información importante acerca de comprar y pagar online, desde casa – esto puede ser seguro y fácil, pero antes de comenzar con sus adquisiciones electrónicas, usted tiene que hacer la tarea, no se deje engañar, ni confíe sus datos personales y financieros a cualquier sitio web.

 

Algunos prefieren ver solo información y después acercarse al establecimiento físico, lo cual es muy válido y sensato. Por ejemplo, puede ver el catálogo de Andrea Milano y luego dirigirse a la tienda más cercana, ver directamente la mercancía, que los niños se las prueben y posteriormente pagar de forma directa.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *