contacto  Contáctenos:

968 96 40 24

AndreaMilano – La ropa de trabajo transmite profesionalismo y ofrece durabilidad

Cuando eres dueño o diriges un negocio que requiere que sus trabajadores se desenvuelvan fuera de la oficina, es importante que su vestimenta transmita profesionalismo.  Presta atención a este análisis de AndreaMilano.

Andrea Milano en su colección 2019

Una apariencia profesional en todo momento

Después de todo, la imagen del trabajador es un reflejo de tu empresa. Del mismo modo, si tienes una planta de fabricación u operas un almacén, la ropa que usan tus empleados puede afectar la seguridad, que es siempre una preocupación primordial.

Estilos de Ropa de Trabajo

Por razones de profesionalismo, seguridad y comodidad, la ropa de trabajo industrial es (o debería ser) un requisito obligatorio. Uno de los líderes en este tipo de prendas es CornerStone, que ofrece los siguientes tipos:

Chaquetas de trabajo:

Están hechas de tela de algodón con un forro de polietileno que soporta las más fuertes condiciones. Las hay con capucha en el  frente con cremallera, cordones, tejidos de costilla en el dobladillo y los puños y bolsillos de manguito.

Las clásicas, tienen costuras reforzadas en los hombros y las sisas, un cierre con cremallera, un cuello de pana, bolsillos oblicuos y dobladillos. Así como puños que tienen dos broches para un ajuste más personalizado.

Camisas de trabajo:

Las camisas de trabajo industriales están disponibles tanto en manga larga como en manga corta, y, normalmente, pueden soportar hasta 50 lavados por parte de un lavandero industrial. Se fabrican con una mezcla de poliéster/algodón con un tratamiento especial para facilitar la limpieza del tejido sucio. Estas tienen un cuello abierto con tirantes, una pinza metálica en el cuello, botones de melanina y dos bolsillos en el pecho.

Las que son hechas por algunas marcas vienen en una gran variedad de colores, incluyendo blanco, azul claro,  marino, rey,  marrón claro, verde claro y gris claro.

Pantalones de trabajo:

Hay dos estilos básicos de pantalones de trabajo; los industriales y los de inserción que se hacen de sarga de poliéster/algodón y tienen bolsillos delanteros y traseros. También cuentan con un cierre de cremallera y botón.

 

Los pantalones industriales normales tienen una cintura de tela sólida, mientras que los de trabajo de inserción tienen detalles elásticos en la cintura para darle al trabajador un mejor ajuste y mayor comodidad.

Pantalones cortos de trabajo:

Para climas cálidos y condiciones de trabajo que no son climatizadas, los pantalones cortos combinan comodidad y profesionalidad. Al igual que los largos industriales, están hechos de una sarga de poliéster/algodón y tienen bolsillos delanteros y traseros con cintura con bandas y cierre de cremallera/botón.

Ropa de trabajo bordada

Mientras que la ropa de trabajo de alta calidad garantiza la seguridad y establece la imagen y la profesional de su empresa, también puede servir para dar a conocer tu marca. Y es a través del uso de bordados personalizados. De hecho, puedes convertir las prendas en instrumentos de marketing.

El bordado es una forma muy rentable de comercialización, especialmente si tus empleados están en el campo. El nombre de tu empresa o el logotipo pueden plasmarse en las camisas de trabajo.

Los negocios que venden ropa de trabajo frecuentemente ofrecen bordados  personalizados al por mayor o cosen parches en la ropa de trabajo. Hay una variedad de factores que afecta el coste, tales como el número de piezas, la altura de las letras, el número de puntadas por pieza, y si se utilizan o no hilos especiales.

Andrea Milano online – ¿Qué deben usar las mujeres para que tengan cargos públicos?

La mujer trabajadora del nuevo milenio debe encontrar la manera de adelantarse a sus homólogos masculinos en otras empresas. Pero también dentro de su propio lugar de trabajo, porque el mundo laboral es más competitivo que nunca.

El conocimiento, la habilidad y la capacidad de refinamiento de la política corporativa son instrumentales, pero la apariencia de una persona también sigue siendo un factor clave para ascender en el mundo corporativo. Aunque algunos piensan que eso es cosa del pasado.

Pero vestirse para ir a la oficina no significa dejar atrás tu estilo personal. Intenta averiguar cuál de tus preferencias va en sintonía con el aspecto profesional y cuál puede ser el asesino de tu carrera.

Vestirte para el trabajo significa proyectar una imagen, competente, sin considerar su designación o su campo. Los estilos, los colores, las longitudes y el ajuste de tus estilos dirán mucho acerca de tu capacidad para hacer el trabajo.

En general, cuanto más distractora es una pieza de ropa o joyería, menos apropiada es para usarla en la oficina. Las tonalidades que uses pueden incluir rojo, azul marino, gris y negro.

La mayoría de estas tonalidades estarán disponibles en muchas prendas, tales como trajes de pantalón, faldas, entre otras. También, puedes combinarlos con algunos colores femeninos como azul hielo, lila y rosa suave.

Es recomendable no experimentar con estampados y colores salvajes que te hagan parecer extraña o fuera de lugar, especialmente si te pones algunos colores fluorescentes.

Así mismo, no debes usar joyería pesada, realmente puede tornarse irritante, el hacer tanto ruido lo que distraería a todos a tu alrededor. Es preferible seleccionar joyas pequeñas, pero que aún se vean bonitas.

Del mismo modo, al elegir el bolso, debes buscar el que se adapte a tu estilo y cumpla su función, no vayas por los más grandes o aquellos que sean brillantes que estén fuera de contexto.

En el mismo sentido, un vestido negro es el mejor compañero para usar en la oficina. Se adapta a cualquier ocasión, ya sea un día normal o una reunión de alto perfil. Portarlo, puede ser la oportunidad de demostrar tu estilo pero de una forma muy profesional y es ampliamente aceptado en diferentes campos.

Es importante destacar que debes evitar los escotes muy pronunciados o los modelos muy cortos. Recuerda que se trata de dar una buena impresión y hacerte notar pero sin caer en los excesos, por lo que uno que llegue a la rodilla sería perfecto.

En conclusión, no trates de ser demasiado atractiva, casual o descuidada, es decir, no caigas en excesos y solo trata de verte profesional. Si lo prefieres, fíjate en lo que tu jefe se pone, si es mujer, puede que ello te dé una idea de lo que se debe usar en la oficina. Pero ten cuidado de no convertirte en una copia de la misma.

Lo que pretende la franquicia Andrea Milano es que aproveches el buen vestir en cada espacio de tu vida. En el ámbito profesional es mucho lo que se puede lograr, bien sea utilizándolo en tus trabajadores o si eres empleado sepas qué conviene portar para que seas bien visto en donde te desempeñes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *