contacto  Contáctenos:

968 96 40 24

Andrea Milano online – Datos de interés sobre la corbata larga

Podría ser que la mayoría de ustedes usen la conocida corbata larga en su vestimenta diaria pero, ¿conocen algunos hechos interesantes sobre esta popular prenda de todos los tiempos? Sigamos leyendo esta publicación interesante de Andrea Milano online.

Andrea Milano online

La corbata larga se cree que se originó a partir de una bufanda de seda que solían llevar los soldados croatas y que más tarde se conoció con el nombre de cravate (término con el que es designada esta pieza por los francoparlantes).

 

En 1993, Mary Beloff inventó el arco de madera, una forma un tanto retorcida de anudar la corbata. Con él también logra vender nueve estilos caseros básicos para usar esta prenda e insiste en que lo único de lo que hay que preocuparse cuando se lleva puesta es de los “ataques de las termitas” y de los posibles “incendios”.

 

Las corbatas largas británicas suelen tener rayas que corren de manera diagonal desde la sección superior izquierda hasta el lado inferior derecho. Mientras que las franjas que utilizan los americanos van en sentido inverso, como si estuvieran frente a un espejo.

 

Los ingleses desarrollaron corbatas tan gruesas que incluso podían detener un golpe de espada.

En algún momento de la historia, el simple hecho de tocar el nudo de la corbata de un hombre fue motivo para que los participantes del evento se tuvieran que batir en un duelo de honor.

 

En los Estados Unidos, los hombres gastan más de mil millones de dólares cada año para comprar la asombrosa e incomparable cantidad de 100 millones de corbatas.

 

Para elaborar una corbata de seda de buena calidad se requiere emplear, en promedio, 110 capullos de gusano de seda.

 

La ciudad de Shengzhou en China es uno de los mayores productores de corbatas en todo el mundo. Allí se fabrican cerca de 200 millones de estas prendas cada año.

 

Aunque usted no lo crea, es posible conseguir una corbata a prueba de balas que tenga la capacidad de detener incluso un proyectil de 9 mm.

 

Al arte de coleccionar corbatas se le llama grabatología y una persona que se dedique a esta actividad se conoce como grabatóloga.

 

Alrededor del mundo, la corbata larga es considerada el regalo más popular para el día del padre.

Shih Huang Ti, el primer emperador chino, usó una corbata en el año 210 a.C.

 

La corbata de bola es el modelo oficial de esta prenda en Arizona, Estados Unidos.

 

Al Pacino ganó el premio Tony al mejor actor de reparto en la obra “¿Usa un tigre una corbata larga?”.

 

En el año 2002, la industria de las corbatas en Estados Unidos experimentó una caída de las ventas del 10% debido a la popularidad de los “dress down days” (días de vestimenta informal en el trabajo).

 

Andrea Milano catálogo 2019 – Cómo atar un pañuelo al cuello como corbata

Las bufandas que se usan como corbatas femeninas son hechas con trozos hermosos de seda u otro material y añaden un toque de atractivo glamour y elegancia a cualquier vestido. Por otro lado, resultan aptas para lucirlas en ocasiones informales y semiformales; también pueden probarse en circunstancias formales aunque con una cierta precaución.

 

Dada la gama de colores y telas existentes en el mercado, una bufanda puede ser un componente que se utilice con frecuencia y se combine con los vestidos regulares. Sin embargo, si se empleara con moderación se lograría aumentar su impacto sobre las actividades de uso diario que se realizan.

 

De manera tradicional, las mujeres usaban una bufanda como signo de modestia, y en algunas religiones incluso se las incorporaba como parte del código de vestimenta obligatorio. Esto tenía el efecto de añadir un aura o digamos un cierto encanto y gracia alrededor de la cara de la persona que la portaba. Hoy en día esta prenda no se limita a usos místicos o piadosos; sino que en realidad, constituye una declaración de moda, tanto como lo es una corbata en el caso de los hombres.

 

Las diferentes formas de atar una bufanda son listadas a continuación:

1.Ponga la prenda sobre una superficie plana y limpia, luego dóblela a lo largo de la línea central para darle la forma de un triángulo. Siga repitiendo el procedimiento de modo que consiga crear una banda de unas 2 pulgadas aproximadamente. A continuación envuélvala como una corbata y haga un nudo suelto, este se puede mantener en el centro o colocarlo a los lados dependiendo del escote del tipo de blusa, sweater o top que vista ese día. Este es, sin duda alguna, el sistema más sencillo de atar una bufanda.

 

2.Para lograr un aspecto de ascot o fular (bufanda de forma comúnmente alargada, elaborada con muselina, seda o algodón, que se coloca en el cuello transformándola en un gran lazo decorativo bajo la barbilla) se puede seguir el siguiente procedimiento. Extienda la prenda al revés y tire de ella hacia arriba sosteniéndola desde el centro. A continuación, haga un pequeño nudo, y voltee ambas puntas de modo que mantenga el mismo por debajo. Envuelva la pieza alrededor de su escote y déjela caer hacia la parte delantera desde la base de su cuello.

 

3.Una bufanda elaborada a partir de un trozo de tela lo suficientemente grande puede ser presentada como un chal que se extienda desde los hombros hasta las caderas. Para darle el aspecto deseado, primero doble la prenda en forma de triángulo; a continuación, colóquesela hacia un lado de la espalda y deje que el extremo cuelgue alrededor del torso. Para finalizar, tome ambos extremos y átelos con estilo en el costado opuesto.

 

4.Una manera simple y fácil de mostrar una bufanda es doblarla primero en forma de triángulo, y envolverla luego alrededor de los hombros para dejar que los extremos caigan en la parte delantera. Entonces, proceda a atarlos en un simple nudo.

 

Solo resta decir que la franquicia Andrea Milano invita a vestir elegante, bien sea con corbata o con bufanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *