contacto  Contáctenos:

968 96 40 24

Andrea Milano 1932 – Usa efectivamente el broche de corbata

¿A qué hombre no le encanta llevar corbata para cualquier tipo de ocasión? No importa si es formal o informal. Sin embargo, manipular una se convierte en un trabajo agotador, más aún cuando estás fuera en una reunión de negocios, o incluso, puedes pasar momentos embarazosos si se cuelga sobre la comida mientras que disfrutas en un almuerzo o cena. Andrea Milano 1932 tiene algunas recomendaciones al respecto.

Andrea Milano 1932

El broche es una pequeña pieza que se utiliza para mantener la misma unida a la camisa de vestir. Es muy funcional y cuenta, por lo general, con un resorte en el extremo, de modo que se pueda deslizar horizontalmente a través de la corbata para dar mayor seguridad.

 

La parte delantera de un broche de corbata puede ser lisa o decorada con pequeñas piedras preciosas o semipreciosas. Algunos, incluso, son diseñados a medida de tal manera que presentan el logotipo de una empresa o cualquier objeto que pueden resultar interesantes.

 

No debes confundir los alfileres de corbata con los broches. Los primeros tienen un diseño y respaldo que se asemeja a un pendiente junto con una cadena y un tallo que se pone a través del ojal de una camisa de vestir para anclarlo. Este debe penetrar en la tela de la corbata para mantenerla bien sujeta.

 

Pero si se hace por un tiempo prolongado podría dañar el material con el que se elabora la corbata. Los broches, por el contrario, se deslizan a través de la camisa sin penetrar esta prenda y suele ser ligero para que no dañe la tela.

 

Las corbatas de hombre están destinadas a cubrir el botón de la camisa de vestir y también proporcionan una línea de contraste e interés. Por tanto, los broches también cumplen una función muy importante, además de ser decorativos, las mantienen en su lugar para que cumplan dicho objetivo.

 

Muchos expertos en moda a menudo sugieren que si seleccionas correctamente una corbata, transmitirás tu personalidad. Desafortunadamente, incluso las más caras no pueden competir con el viento y la gravedad, de hecho, pueden fácilmente salirse de su lugar con una rápida ráfaga de aire.

 

En tal sentido, una corbata no asegurada también puede encontrar su camino en una trituradora de papel u otra máquina. Entonces un broche para corbata, posicionado aproximadamente a dos tercios de la distancia en la parte delantera de la misma, es el remedio perfecto para asegurarte de evitar lo antes mencionado.

 

Por otra parte, los decorativos se han vuelto aún más populares como una forma de regalo para los compradores con un presupuesto limitado. Hay una gran variedad de estilos disponibles.

 

Puede que un solo modelo no se ajuste a todas las corbatas. Por lo tanto, si tienes muchas corbatas, necesitas invertir en aquellos que sean funcionales para las ocasiones cotidianas y para eventos formales.

 

Pero no tienes de qué preocuparte, hoy en día en el mercado hay una gran variedad. De hecho, hay fabricantes que los empaquetan incluso con gemelos a juego. ¡Anímate a buscar el tuyo!

Cuidar tu corbata es importante

Cada vez que te preparas para ir a tu oficina tienes que ver si tienes la corbata adecuada para combinarla con tu traje y cuánto se ajusta el nudo a tu personalidad. No puedes ignorar el hecho de que es el artículo más perecedero de tu guardarropa. Es importante que lo cuides para que dure más tiempo.

 

Si compras tres o más corbatas entonces sería mejor, puesto que podrías usarlas alternativamente. Esto evitará que se dañen por llevarlas a diario. Asimismo, cuando guardes las guardes en el armario, debes colgarlas con el traje que hace juego, poniéndola alrededor del cuello del abrigo.

 

Además, al usar una corbata debes repetir la misma después de un lapso de dos o tres días porque esto evitará arrugas y pliegues innecesarios. Mantenla en los colgadores especiales para estas (usualmente vistos en las tiendas) porque las sostiene adecuadamente y reducen la posibilidad de que se marquen.

 

Nunca debes dejar las corbatas con nudos. Esto arrugará la tela de la corbata y la hará inmanejable la próxima vez que la uses. También, es preciso que cada vez que abras tu armario las muevas porque esto evitará que se dañen.

 

Y cuando regreses a casa después de un largo día de trabajo, recuerda sacarles el nudo y colgarlas correctamente. Comprueba si es de tela de seda y cuélguela de otra manera.

 

En  el caso de que sean de punto, debes ponerlas enrolladas y guardarlas en un cajón. Si tiene alguna arruga, la forma perfecta de eliminarla es envolverla por el extremo estrecho y déjela por un día o dos para que se eliminen la mayoría de las marcas.

Algunos consejos de Andrea Milano online

Si quieres regalar una corbata, es mejor que no sea de aquellas que requieran de lavado en seco, porque la mayoría de los limpiadores quitan las manchas pero al mismo tiempo la presionan, a su vez, comprime el forro y embota el lustre de la tela de seda.

 

Nunca tuerzas las corbatas para exprimirlas, puesto que esto puede modificar la forma de la misma. Si tiene manchas de agua, puedes frotarla fácilmente justo en el lugar afectado o escarbar suavemente la superficie con la uña.

 

Si tiene manchas en tu corbata, solo tienes que mojar una servilleta de tela en soda y luego limpiarla en el área afectada. Para las más difíciles, poner vapor de una plancha, es lo mejor siempre teniendo cuidado de que la tela no se queme.

 

Para algo aún más difícil, puedes utilizar un quitamanchas como el tetracloruro de carbono. Y si quieres eliminar la grasa, se espolvorea un poco de talco y se deja que se absorba para después quitar el residuo con la ayuda de un paño suave y limpio.

 

Por último, cuando desates tu corbata nunca debes deslizarla por el extremo pequeño fuera del nudo, pesto que esto disminuye su longevidad. Así mismo, al quitártela debes darle la vuelta y evitar pasarla por encima de la cabeza, tampoco retirarla tirando del extremo pequeño.

 

AndreaMilano asegura de que con estos simples consejos podrás tener una pieza en buen estado por mucho tiempo. Además, debes recordar que al usarla con los accesorios adecuados, como por ejemplo un broche, le darás valor agregado a tu estilo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *